El testamento de Beethoven

Trascurría el verano de 1802 y como todos los años, Ludwig van Beethoven dejaba la ciudad para dirigirse a Heiligenstadt, pueblito alejado entonces de Viena, a donde iba para componer y sobre todo, descansar su oído, con la esperanza de recuperarse, en medio del silencio y la soledad, de la sordera que lo afectaba. Ya […]

https://revistaanubis.wordpress.com/2016/02/04/testamento-de-beethoven/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s