Nos referimos a esto, cuando decimos una pared de fotos de «quita y pon».

REinventa12 🎁

Es muy cierto que me encanta muchísimo observar una pared llena de fotos. Pero no una pared cualquiera, sinó una pared de fotos desordenadas tanto en tamaño, color y marcos, como en surtido de imágnes que protagonizan sencillos detalles y es más, a la vez, que se intercalen con bellas ilustraciones pintadas en acuarela.

Y me gusta por que a parte de la carga de personalidad con la que llenamos la pared, se construye un «storytelling» de uno mismo. Son como pequeñas pistas de información que dicen mucho de uno mismo. Pero además, este collage de colores revuelto de dimensiones, es muy activo porqué permite que lo actualicemos con nuevas imágenes a nuestro aire. ¿He dicho que me encanta?

En casa de mi abuela había un cuadro al oléo que residía encima del sofá. Era un paisaje común pero es bien cierto que desde que llegó a aquella pared nunca más se movió. Con lo que le gustaban, a mi abuela las fotos……

Ver la entrada original 78 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s