El amor de mi vida

PENSANDO EN LA OSCURIDAD

Nada más conocerlo caí rendida a sus pies. Era más encantador que cualquier hombre que hubiera conocido, me encuchaba, me halagaba, me hacía sentir bien, me acompañaba de compras y encima no le gustaba el fútbol. Simplemente perfecto, tan elegante, tan guapo, tan educado… Desmasiado quizá, pero nos compenetrábamos, sin darle un sentido impúdico, porque por más que intentaba seducirlo, de una forma sutil, claro, nunca intentó nada. El día que me habló de su nuevo amor, lo comprendí. No sé cómo podía haber estado tan ciega. Mi media naranja y mi principe azul era gay. Obvio.

Ver la entrada original

2 comentarios en “El amor de mi vida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s