Una pírrica victoria

Pirro de Epiro. Museo Arqueológico Nacional en Nápoles.

“Otra victoria como esta y estamos perdidos” (Pirro)

A finales del siglo IV a. C. en el centro de la península Itálica, comenzaba a emerger un nuevo poder que amenazaba a las antiguas colonias helénicas del sur, era Roma. Para hacerle frente llamaron a un general griego de gran prestigio: Pirro, rey de Epiro.

Pocas veces la gran Roma ha encontrado dignos adversarios en una sola persona que pusieran en riesgo su poder y hegemonía -quizás Aníbal y pocos más-, pero el primero de ellos fue Pirro. Sus combates pusieron en jaque a la República durante sus inicios expansivos, y si el final hubiera sido otro, probablemente habría cambiado el curso de la historia en los siglos venideros.

Ver la entrada original 643 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s