El inaudito atractivo de la llama

LÍNEAS DISCONTINUAS

Platero es pequeño, peludo, suave;  tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negros.

Platero es un burro, estírale el cuello y poténciale la dentadura, y tendremos a su primo de los Andes: la llama. Este simpático animal doméstico es originario de las montañas de Bolivia, Chile, Ecuador y Perú.

lineas discontinuas

Los guanacos son sus antecesores salvajes. El imperio inca ejecutó una selección artificial de esta especie que tuvo como resultado la llama, un animal de carga del que se consume la carne y la lana

En la actualidad la población andina se sigue sirviendo de estas materias primas, mientras que el resto del mundo ha visto en su sonrisa dentuda un carismático gancho comercial.

«La llama que llama»

Dicen que los mejores publicitarios del mundo son los argentinos y fueron ellos los primeros en descubrir el tirón mercantil de este mamífero de pequeña cabeza…

Ver la entrada original 471 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s