La maldita primera impresión

Más que Ciencia

hello

Caer bien en el momento resulta imprescindible. Sobre todo si nos enfrentamos a una entrevista de trabajo, por ejemplo. La sociedad con la que nos hemos dotado los occidentales resulta una carrera contrarreloj en casi todo, por lo que nos vemos obligados a tomar decisiones rápidas, casi instantáneas, sobre las cuales reposará en buena parte nuestro futuro y nuestro destino (o el de los demás).

Tal es así que parece que hemos adoptado mecanismos de respuestas casi automáticos para decidir en fracciones de segundo si merece la pena seguir profundizando en lo que cuente nuestro interlocutor o, por el contrario, es mejor destinar nuestros esfuerzos hacia otros menesteres, ya que seguir hablando con él resultará una pérdida de tiempo y, para algunos, de dinero.

Una reciente investigación concluye que, más allá de la entrevista personal, basta con un simple “hola” para que obtengamos un primer retrato robot de la…

Ver la entrada original 284 palabras más

2 comentarios en “La maldita primera impresión

  1. Muy interesante el artículo.
    Me pregunto irónicamente si en este contexto, un joven que está a punto de acabar sus estudios para incorporarse al mercado laboral, debe cambiar el Master de especialización por unas clases de interpretación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s