22. My London Town (I)

El Mundo y yo

Podría hablar eternamente de Londres.

De su City con su edificio apepinado, sus hombres y mujeres de negocios corriendo de un lado a otro, maletín en mano, muy elegantes pero en zapatillas de deporte (que luego cambiarán por elegantes mocasines o zapatos de tacón al llegar a la oficina). Algunos incluso en la mano que no llevan maletín lucen un magnífico y enorme café de Starbucks o de Café Nero. O podría hablaros de cómo los 61 metros de altura de Monument aparecen de repente entre modernos edificios de oficinas. De lo frenética a la par que maravillosa resulta. De cómo se mezclan edificios neoclásicos con los ultramodernos. Podría hablaros de lo majestuosa que resulta la catedral de St Paul (sí, sí, la de las mujer de las palomas de Mary Poppins). O de lo impresionante que es la Torre de Londres y el escalofrío que recorre la espina…

Ver la entrada original 759 palabras más