Llueve en Hué

Mochilas en viaje

Llueve. Parece a propósito (siempre tan autorreferenciales). Esperó a que cruzáramos. Del otro lado quedo el sol. Él no cruza la frontera, espera del otro lado. Estamos en Vietnam y llueve.

Garua finito, hace frío y debemos buscar los abrigos en las mochilas. El minibús nos deja en el centro de Hué, a unas cuadras de la zona de guest house. Caminamos y la lluvia nos acompaña. Decenas, mejor dicho, cientos de motos, también, caminan al lado nuestros. Ellos van preparados, pilotos de colores y a lunares. Los menos van en bicicleta, y los más atrevidos sostienen un paraguas mientras manejan.

¿Podía ser de otra manera? Dudamos. Es la primera vez en este país, pero no podemos imaginarlo sin lluvia. Es parte del paisaje, nos lo imaginábamos así. Quizá por alguna película, quizá por algún comentario o quizá por culpa de Marguerite Duras y su amante.

La lluvia nos gusta…

Ver la entrada original 723 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s